PIDE PRESUPUESTO ON LINE GRATIS

PIDE PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Bocas de incendio

 

BIES

 

Una boca de incendio equipada es un conjunto de elementos necesarios para transportar y proyectar agua contra incendios en las condiciones necesarias de presión y caudal hasta el lugar donde exista el fuego.

Las bocas de incendio equipadas, en condiciones de funcionamiento, ofrecen un medio muy eficaz para la lucha contra incendios, ya que permiten disponer inmediatamente de un abastecimiento continuo de agua. Se deben de usar en fuegos donde los extintores de incendio no son eficaces por ser de mayor envergadura y siempre donde no exista presencia de tensión eléctrica, ya que el agua es conductora de la electricidad y puede haber riesgo de electrocución.

Las partes fundamentales de este tipo de instalaciones son:

ESQUEMA_BIES

  • Un Aljibe de uso exclusivo con capacidad adecuada.
  • Un grupo de presión de características concretas según instalación formado por bombas eléctricas o diesel.
  • Una red de tuberías para transportar el agua a las bocas de incendios
  • Las bocas de incendios, donde se ubica la manguera, válvula y manómetro que accionaremos en caso de uso.

Las exigencias de la normativa permiten asegurar que las bocas de incendio equipadas puedan ser utilizadas eficazmente por una sola persona en el caso de las de 25mm y que tengan una vida útil larga sin precisar de un mantenimiento excesivo. La eficacia de las bocas de incendio está vinculada a los criterios aplicados en el ámbito de la prevención, y su uso correcto depende de tres factores básicos: el adiestramiento del personal, que las instalaciones sean adecuadas y que se realice el correcto mantenimiento.

FUNCIONAMIENTO

 

La boca de incendios debe de venir provista de un manual de utilización ubicado en la puerta de la caja, donde aparecen la forma de uso exacta del modelo instalado.

Como norma general para la utilización podemos indicar las siguientes normas:

INSTRUCCIONES

 

MANTENIMIENTO

 

Es muy importante llevar a cabo un mantenimiento adecuado de este tipo de instalaciones, ya que aunque parezca lo contrario, al ser instalaciones que no se usan habitualmente, sufren una degradación muy alta por falta de uso, traducido en válvulas que no abren o cierran correctamente, manómetros que no marcan correctamente, puertas de bocas de incendios que no abren y estancamiento de agua en tuberías y aljibe.

Para el mantenimiento de una boca de incendio equipada, por su composición, ubicación y utilización, es necesario realizar ciertas acciones y en determinados intervalos de tiempo, que aseguren su buen estado de funcionamiento y garanticen su utilización eficaz.

El reglamento, establece el mantenimiento mínimo de las instalaciones de bocas de incendios equipadas y grupos de presión.

Desde Ris C.B, llevamos a cavo un mantenimiento mucho mas exhaustivo que el que viene recogido en el reglamento.